Rescatemos al Ecuador

Desde 2006, el Ecuador cayó presa del <Socialismo del Siglo 21>

Algo más de 11 años después, en Febrero de 2 018, fuimos a las urnas a ser consultados y los resultados fueron, finalmente, adversos al <correísmo> pero, a la vez, favorables a la continuación del socialismo en Ecuador – ver resultado de Consulta Popular 2018 .

Hasta aquí, abunda la evidencia de que el modelo de gobierno es el mismo. Paralelamente, la corrupción y la impunidad se sustentan entre si y siguen casi completamente en sitio con un cúmulo gigantesco de cuentas y posibles delitos no enfrentados, no explicados, no comprendidos por la población en su mayoría; así mismo, la gente del nuevo Presidente está, literalmente, poblando el estado cuanto más puede, con base al más irresponsable nepotismo y populismo-en-acción, es decir, el estado sigue engordando pese a cualquier observancia que se deba tener.  Vale dejar también como punto de partida de esta nueva fase socialista, el rompimiento moral e inhumanidad en parte del sistema educativo público, evidenciadas por los miles de denuncias (hechas tardíamente y con miedo) por violaciones a la integridad de estudiantes dentro de los planteles educativos.

La situación económica general se prevé cuesta arriba, en el corto y mediano plazos, para empezar. Mucho está en manos del sector privado quien se verá fortalecido por la ralentización de las “gestiones socialistas” en la nación, ahora que ya no cuentan con el caudal enorme de dinero con el que contó y fue dilapidando Correa. El sector de la construcción y aliados deberán volver a pararse y seguir andando pese a la adversidad de la ya extinta Ley para Evitar la Especulación de la Tierra o “Ley de Plusvalía”.

Cuesta arriba para quienes vivimos de nuestro esfuerzo según precios de mercado, valores personales/ profesionales y ética convencional de negocios como se la conocía hasta antes del “socialismo del siglo 21”; es decir, para aquellas personas que no vamos al trabajo a corromper y/o corrompernos, la vida está dura. La gente que trabajamos diariamente para lograr proveer a nuestros hogares las mínimas condiciones para el crecimiento normal de nuestros hijos, simplemente, tenemos en el Ecuador de hoy en día, menos probabilidades de progreso por estar fuera de la matriz de información de las mafias operativas vigentes. Es un lenguaje que jamás entenderemos, y vivimos fuera de él, pero en constante acecho de la práctica del referido lenguaje o dialéctica.

Sabemos que se trata de un lenguaje que hay que desmontar y suplantar, dentro de los límites mismos que impone el principio de libertad. Quienes trabajamos honradamente debemos unirnos. Esto se debe lograr en el mediano plazo para que sea convierta en una base sólida para el largo plazo.

Concluyo que, hoy por hoy, el “socialismo”, en Ecuador, aún conocido como “revolución ciudadana”, sigue anclado a la vida del país, y somos todos quienes soportamos su peso, su lastre de corrupción y competencia desleal; en este sentido, no interesa el devenir electoral presente o de corto plazo, pues al igual que sucede en Venezuela, la oposición en Ecuador es un vario-pinto de apátridas, fragmentado y auto-destructivo; una buena parte de la conciencia de la oposición está comprada y acomodada por y al socialismo; a los dirigentes políticos en general, parece importarles solo sus propios intereses de facto. Nuevamente, se repite oriundo y campante: el bien de pocos contra la caída de la mayoría! En la gente hay apatía, desesperanza y mucha incertidumbre, y de ello que el corto plazo no interesa. Lo que vivimos hoy no se subsanará pronto.

No obstante, los Ecuatorianos somos nobles luchadores, y debemos luchar por nuestros ideales, cada cual desde su posición, en la medida en que se tenga más o menos amor por el país. El resultado de lo que hoy comienza políticamente en Ecuador, ciertamente, no lo sabemos ni de cerca. Además, nuevas amenazas, o quizás realidades que no queremos ver ni entender, están ya en el territorio nacional operando enquistadas, como nunca llegó a estar la Base Naval FOL de los EEUU, por fina cortesía de Rafael Correa.

En ThinkTank.ec nos interesa ver más allá de la coyuntura política actual; nos interesa investigar, analizar y concluir sobre las raíces del socialismo S21, ergo, populismo o paternalismo. Nos mueve ver el presente sin enfoques complejos ni contradicciones políticas, para proyectarlo de forma libre, procurando con fuerza enmendar errores garrafales y repetitivos de nuestro pasado como República independiente. Haremos esto afectando positivamente el < clima de opinión >. Cambiaremos la forma de ver al Ecuador empezando por nosotros mismos, juntando a ecuatorianos que conjuguen entre sí con pocas y simples ideas de libertad, justicia y prosperidad.

Abiertamente, no esperamos cubrir sino aquello que podamos transformar. En libertad, cada cual le pone la fuerza que elige a su vida y a sus empréstitos, y cada cual retorna a casa con lo que logró hacer. Con este matiz, impulsaremos iniciativas y emprendimientos de economía libre y propiedad en poblaciones rurales, poblaciones urbanas marginadas, dentro de la Sierra Ecuatoriana; buscaremos y expondremos al mundo casos de éxito, que luego puedan ofrecerse colaborativamente como modelos de éxito; pensamos en modelos basados en iniciativas reales, exportables a otras poblaciones del planeta, en modelos que logren afectar a sus comunidades de forma positiva, visible y, principalmente, competitiva. La juventud de nuestro país debe aprender a medirse y ganar en cualquier parte y frente a cualquier par del Planeta.

JMK | Thinktank.ec

En enero 9 del 2000, el ex presidente de la República Jamil Mahuad impuso la dolarización. Más de un experto ha concluido que Ecuador no ha caminado más de cerca a Venezuela, justamente, por la rigurosidad que impone el sistema monetario adoptado en el 2.000; no obstante, cada vez nos enfrentamos más de cerca al riesgo de no poder sostener la moneda estadounidense, como elemento central de nuestra economía.

Referencia económica>>

Ministro de Finanzas saliente: ‘La Caja Fiscal está en niveles más bajos de lo que debería’ | 26 de marzo de 2018 | Diario La Hora | (del artículo…)

” ¿Cuál es la evidencia de los riesgos que menciona? Las reservas del Banco Central están en permanente descenso y solo se incrementan a través del endeudamiento. Cuando hemos colocado bonos o accedido a créditos, las reservas se han incrementado. Esas reservas son las que permiten a nuestra economía cumplir sus pagos en el exterior; es decir, que son un elemento muy importante en la sostenibilidad de la dolarización.

¿El sector público sostenía nuestro sistema monetario? Resulta que es el sector público el que está trayendo los dólares. Los mecanismos a través de los cuales el sector público trae los dólares son: una balanza comercial petrolera positiva, el petróleo está manejado a través de empresas públicas; y, segundo, el endeudamiento externo.

Y es el sector privado el que nos está sacando las divisas con una balanza comercial no petrolera deficitaria. Estamos importando mucho más de lo que exportamos y el crecimiento de las importaciones en estos meses ha sido enorme. Tenemos que gestionar ese nivel tan alto de importaciones. Entrevista completa >

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *